logo dA mini  preguntas + frecuentes


¿Sienten los peces dolor?

2017.02.06

Vanesa Zaragoza Espinós*

Antes de responder a la pregunta de si los peces tienen o no ‘sentiencia’, de forma introductoria describiremos qué son estos animales. Los peces son vertebrados acuáticos, que generalmente están recubiertos de escamas que les protegen de las agresiones del medio y les ayudan a moverse con elasticidad, que usan sus aletas para desplazarse en el ambiente acuático, y están dotados de branquias para obtener el oxígeno del agua. Son los vertebrados más diversificados y numerosos, llegando a superar la cifra de 20.000 especies conocidas[1].

La presencia de estos animales acuáticos en las vidas de los humanos es palpable en diferentes ámbitos: en la alimentación, acuicultura, pesca deportiva, ornamentación, investigación y educación, por ello, es vital demostrar científicamente que estos animales pueden sentir dolor, para que sean tratados con respeto y acorde a sus necesidades.



Aunque a simple vista nos pueda parecer que los peces no son capaces de expresar diferentes estados anímicos, es amplia la comunidad científica que considera a los peces como seres ‘sintientes’, ya que existen pruebas, conseguidas a través de experimentos, que muestran que estos vertebrados son capaces de sentir dolor y sufrimiento.

Sin embargo, hay un espectro de científicos que son reacios a afirmar que los peces sienten dolor y algunos de ellos lo ‘justifican’ argumentado que estos vertebrados al no poseer córtex cerebral, sus funciones cognitivas son nulas[2]. Este razonamiento es contradictorio a la declaración del consenso científico de que las aves, aún a pesar de no poseer corteza cerebral (como los mamíferos), son ‘sintientes’[3]. Más aún, se considera que la negación de la ‘sentiencia’ de los peces, lleva al absurdo de que estos animales son incapaces de aprender[4].

Mejor suerte tienen las declaraciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, al considerar que, “no se puede excluir la posibilidad de que partes del cerebro distintas de la corteza cerebral hayan desarrollado la capacidad de generar estados emocionales en los peces”[5]. Y añade que, “experimentar estados emocionales no depende de la conciencia de nivel superior (como se encuentra en los seres humanos y posiblemente en algunas especies animales como los grandes simios), sino en formas más básicas de conciencia”[6].

Cabe señalar que, hay centenares de ejemplos que rebaten las afirmaciones sobre la inconsciencia de los peces[7], tales como el “uso de herramientas por los Wrasses, la caza cooperativa, el aprendizaje observacional de los tiburones limón, el masaje para aliviar el estrés en los Surgeonfish[8] . Además, existen peces que crean mapas mentales para poder navegar, reconocen a sus compañeros sociales, e incluso evitan acercarse a lugares donde anteriormente, se toparon con un depredador o fueron capturados por los anzuelos de los pescadores[9].

Con la siguiente ilustración del pez tigre (Hydrocynus vittatus), se evidencia la inteligencia, consciencia y habilidad de este vertebrado acuático para planificar una ‘emboscada’ a sus presas[10]. Sus dos métodos de caza son precisos: a) perseguir al pájaro cerca de la superficie y en el momento oportuno lanzarse sobre él para atraparlo y b) atacar verticalmente a la presa “desde al menos medio metro por debajo de la superficie”[11] .

Otro estudio más reciente, realizado por científicos de las Universidades de Oxford y Queensland, pone de manifiesto que los peces arqueros, (Toxotes jaculatrix), tienen la capacidad de reconocer con precisión un rostro humano entre distintas caras[12].

Se debe agregar, que las Cinco Libertades del bienestar animal son también aplicables al cuidado de los peces: estar libres de sed y hambre; estar libres de incomodidad; estar libres de dolor, lesiones y enfermedad; libertad de expresar un comportamiento normal; y estar libres de miedo y angustia[13]. Los cambios de comportamiento, en el forrajeo, natación, actividad ventilatoria, exploración, y las estereotipias (como nadar en espirales, natación muy rápida, entre otros), son utilizados como indicadores del bienestar de los peces[14].

Por último señalar que, los peces también experimentan estados mentales positivos, ya que éstos producen la hormona oxitocina (relacionada con el placer en los humanos), o su sustituta análoga, la isotocina[15].

ISSN: 2462-7518






* Doctoranda en Derecho Animal en la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Derecho Animal y Sociedad en la UAB (5ª Ed.). Prácticas en la Federation of Veterinarians of Europe (FVE-Bruselas). Investigadora y miembro del ICALP. Asesora legal. Colegiada en el ICAV. Editora asociada y responsable de secciones de la DA webCenter (www.derechoanimal.info). Formación y voluntariado como Guardian Ad Litem (Montana). Licenciada en Derecho en la Universidad de Valencia (2003).


[1] FAO. “El pescado fresco: su calidad y cambios de su calidad”. Depósito de documentos.
[1] Brown, Culum. “Fish pain: An inconvenient truth”. Animal Sentience Journal 2016.058: Brown Commentary II on Key on Fish Pain, pp.1-2.
[3] Balcombe, Jonathan. “Cognitive evidence of fish sentience”. Animal Sentience Journal 2016.008: Balcombe Commentary on Key on Fish Pain, pp.2.
[4] Brown. Op. cit. 2.
[5] Scientific Opinion of the Panel on Animal Health and Welfare on a request from European Commission on General approach to fish welfare and to the concept of sentience in fish. The EFSA Journal (2009) 954, 1-26, p. 11.
[6] Ibíd, pp. 12-13.
[7] Balcombe. Op. cit. 2.
[8] Ídem.
[9] Broom, Donald M. “Fish brains and behaviour indicate capacity for feeling pain”. Animal Sentience Journal 2016.010: Broom Commentary on Key on Fish Pain, p. 2. . Véase también, EFSA. Op. Cit., pp. 14 y 19.
[10] Balcome. Op. Cit. 1.
[11] Ídem.
[12] White, Jamle K. “Los peces pueden reconocer rostros humanos, dice un estudio”. CNN. Animales. 7 junio 2016.
[13] EFSA. Op. Cit., p. 6.
[14] Martins, Catarina I. M., et. al. (2011), “Behavioural indicators of welfare in farmed fish”. Fish Physiol Biochem (2012) 38:17–41, p. 3. DOI 10.1007/s10695-011-9518-8.
[15] EFSA. Op. Cit., p. 19.







-
Facebook! Twitter Del.icio.us! Google! Live! Yahoo!


« back